Una habitación compartida

10penkult

¿Hasta dónde puede ser compartido el proceso de escritura? Esta era una de las preguntas que me rondaba por la cabeza cuando nos pusimos en marcha para hacer el ‘Decálogo de prácticas culturales de código abierto‘, en el que seguimos la metodología “booksprint” hace ya casi un año. El formato implica que en unos cinco o seis días se elabore un libro de manera colectiva. Lo aconsejable es hacerlo entre unas seis o siete personas, en nuestro caso fuimos doce. Y dejando a un lado lo que son sus contenidos, o su dificultad, me gustaría reflexionar aquí sobre el hecho de escribir a varias manos un mismo texto.

Creo que todas coincidimos en que nos hubiera gustado poder haber compartido aún más ese proceso de redacción de los textos.  Aunque sí que estaríamos de acuerdo en que fue bastante bien la puesta en común para la toma de decisiones de cada fase. En todo momento además reevaluamos lo que íbamos haciendo en reuniones al comenzar y terminar el día. También es cierto que no observé ningún momento en el que alguien del grupo no estuviera codo con codo trabajando con otra persona, o con otras a través de las redes sociales. Buscar una referencia, comentar una duda, intentar salir de algún bloqueo fueron acciones llevadas a cabo en compañía, en ese aislamiento en una casa rural rodeados de campo, ovejas y un río. Para mí fue precioso ver cómo, en ese proceso normalmente tan individual como es el de sentarte a escribir, era puesto en escena. Quiero decir, fijarme en la performatividad de la soledad de la escritora, ahora visto en una misma sala representado por cada una de mis compañeras. Cada una buscó su lugar, su silla, su mesa, sus silencios, sus tiempos… Gracias a esta experiencia en común tuve la oportunidad de aprender algo más sobre esta terrible cosa que es escribir. En este caso llevando la experiencia al límite por las prisas, pero a su vez vivida en una atemporalidad suspendida por la dedicación total a ello las 24 horas del día en aquella semana.

En las conversaciones de cuando nos salíamos de las pantallas, donde la cosa seguía pero en otro nivel, comentábamos nuestros agobios y frustraciones, pero también las satisfacciones o los trucos que ponemos en práctica para salir de los atolladeros. Fue interesante comprobar que, a pesar de que allí estaban escribiendo personas a las que admiro por lo bien que escriben, todas coincidía en afirmar lo mucho que les cuesta escribir. Hasta el punto de que algunas dudamos de por qué lo hacemos o de si realmente nos gusta. Tendríamos que poner en valor que, aunque discutimos muchísimo los contenidos, en lo referente a la estructura del libro estuvimos bastante en consonancia. Decisiones importantes como escribir utilizando el femenino fueron llevadas adelante sin a penas enfrentamientos. Además aceptamos con relativa facilidad el hecho de que el texto iba a resultar muy desigual. El tono y los estilos variarían de un capítulo a otro de manera considerable y sin embargo creo que encajamos bastante bien esta narrativa coral y sus defectos.

Es por este experimento que ahora recordaba a Virginia Wolf y su habitación propia. Porque parece que estamos decididas a intentar hacerlo todo en grupo cada vez más y eso está bien. Ahora que nos tenemos que acostumbrar a tener muy pocas cosas ‘propias’ y cada vez más compartidas. Ahora que estamos tan acostumbrados a la conectividad, al pensamiento colectivo y a nunca hablar desde una total individualidad. ¿Qué revindicaríamos en estos momentos? ¿qué reivindicaría una escritora? uff! muchas cosas, pero quizá ahora es mejor no pedir sino hacer, en la medida de nuestras posibilidades y de las posibilidades que conseguimos inventarnos.

Anuncios

Un pensamiento en “Una habitación compartida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s