El síndrome de Joe Sacco

Ya lo dije en otro blog. Cuando descubrí los cómics de Joe Sacco fue una experiencia realmente extraordinaria. Pero sobre todo no podía entender por qué me gustaba tanto estar allí con ellxs. Era dejar el libro, para comer o hacer algo, y en seguida lo estaba echando de menos. Es lo que nos pasa normalmente con un buen libro o incluso cuando no es un buen libro pero nos metemos mucho en la historia. Lo raro aquí es que las historias eran tremendas, en ellas se nos traslada a lugares y situaciones que están recuperándose de los horrores de una guerra o que aún viven en conflicto. Joe Sacco es el creador de un estilo a mitad de camino entre el reportaje periodístico y el cómic underground. No sólo aporta los datos necesarios para conocer lo sucedido sino que, además, nos pone en la piel de lxs afectadxs. Nos transporta allí con ellxs.

Cuando estuve viviendo en los campamentos de refugiados de Tindouf me vinieron a a la cabeza aquellos cómics. Se daban muchas similitudes. Pero la principal similitud la compruebo ahora que, a pesar de todo, también quiero volver a estar allí con ellxs. Se trata de una especie de síndrome de Joe Sacco que me acompaña y que, ahora que vuelven a estar allí algunxs de mis compañerxs, regresa con más fuerza.

Esta mañana en unas jornadas en las que se hablaba del #15m y de las revoluciones árabes he vuelto a pensar en algo que quizá es lo que verdaderamente quería contar ahora. Alguien preguntó que qué es lo que había puesto en crisis, a qué le había plantado cara, este movimiento. Evidentemente a muchas cosas. No tengo las respuestas sobre si va a tener o está teniendo un efecto directo en la política de este país, pero sin duda ha puesto en crisis el statu quo social. Se ha demostrado que no nos tienen tan individualizadxs como pretendían. Se ha demostrado que algo tenía que cambiar y ha cambiado.

El desconcierto que ha causado el 15m se vio claramente cuando no sabían qué hacer con las acampadas. Nadie lo sabía, ni los acampadxs, pero allí seguían. Sin embargo, después de un tiempo, a algunas personas les parecía que ya duraba demasiado la “broma”. Hay veces que la gente no quiere ni siquiera que otrxs hagan visibles los problemas que a ellxs también les afectan -porque al fin y al cabo somos el 99%-. Esta indignación de la que tanto se habla llevaba escondida demasiado tiempo y tenía que ser mencionada, tenía que encontrar un lugar para mostrarse en alguna parte.

Una madrugada, viendo un debate por televisión, escuché que uno de lxs invitadxs dijo: “pero no pueden quedarse acampados, no pueden quedarse tanto tiempo”. Y claro, la pregunta que surgió fue ¿por qué no?, siendo además una iniciativa voluntaria, ¿por qué molestaba tanto?. Porque estaban en el corazón de las ciudades, en las “plaza públicas”. Sin embargo, no les importa que hace más de 30 años existan unos “acampados” en un trozo de tierra prestado por Argelia. No les importa porque está muy lejos y no suelen salir en la tele. No desconciertan tanto.

No se puede vivir en la provisionalidad. Aunque son un pueblo nómada y están acostumbradxs a los asentamientos temporales, precisamente necesitan la libertad de movimiento que les es negada. Les es negada la acción, su identidad y el derecho de autodeterminación de su país: el Sahara occidental.

También es momento para recordar que las llamadas “revoluciones árabes” o “primavera árabe” comienza con el levantamiento de Agdaym Izik en el Aiún el año pasado por estas fechas; campamento que fue arrasado por las fuerzas de seguridad marroquíes. No sólo lo digo yo, sino muchas otras personas, entre ellas Chomsky. Allí no utilizan mucho twitter y eso, pero sí que supieron (des)organizarse y llevar a cabo una protesta pacífica de asentamiento a las afueras de una de las ciudades ocupadas, en la que a penas pueden seguir viviendo.

Definitivamente echo de menos estar allí. Será que tengo el síndrome de Joe Sacco. Quiero beber té y fumar cigarrillos a media luz. Escuchar sus historias, protestar y hacer planes.

Anuncios

Un pensamiento en “El síndrome de Joe Sacco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s