Date cuenta

La tarde-noche del miércoles el festival abrió sus puertas para pasarle el micro a aquéllos que quisieran hablarnos de sus proyectos o plantear alguna problemática pendiente de solución. Para que la sociedad «cuente» con nosotros a veces es necesario «contar» algo, expresar tus ideas, lo que te preocupa, tus propuestas… No siempre es fácil encontrar plataformas que lleguen a un público amplio pero cuando éstas aparecen depende de ti que se haga escuchar tu voz.

ZEMOS98 desde el 2008 hace esta labor comunicativa para poner en valor aquella información que a menudo se queda sin espacio en los grandes medios. Lo pequeño siempre es protagonista para Radioactivos y esta vez las ondas sonoras tomaron cuerpo en el plató-sala de estar montado en la sala principal del CAS. La retransmisión fue a través de Radiópolis, la radio de los ciudadanos, y vía streaming a través de la web del festival. Una de las mejores cosas fue que no se perdió la cercanía y familiaridad que tanto nos gusta de este medio aunque viniera acompañado de imágenes.

Entre los invitados estuvo Griselda Casadellá presentando el proyecto Compartir Dona Gustet en el que ponen en relación la cultura libre y la comida, recordándonos que la mayor parte de la cultura siempre fue libre. De ahí que les hayan puesto las asas de una paella a la c del logo de copyleft, porque la paella es de dominio público. Este colectivo pluridisciplinar reivindica los espacios de relación e intercambio y para ello otro de los elementos fundamentales es la música. Su paso por radioactivos terminó con la canción de “La precaria” que podéis escuchar en jamendo.

Después de algunos «me acuerdos» los siguientes invitados fueron Mª del Carmen Portal y Antonio Buenavida los ocupas, con “c”, del barrio de San Bernardo. Ellos nos contaron acerca de la lucha que llevan mantenida desde hace años por sobrevivir al proceso de gentrificación que amenaza esa comunidad. Comenzaron a movilizarse en el 2003, pidiendo ayuda a la oficina de «inquilinos amenazados» del Pumarejo. Es de destacar que este movimiento está liderado por mujeres, en su mayoría amas de casa de mediana y avanzada edad. Ellas han tenido que hacer frente a esta situación extrema y decidirse por la ocupación «ilegal» de los edificios que la especulación inmobiliaria les quiere arrebatar, muchas veces yendo en contra del posicionamiento de sus maridos reacios a esta lucha activa y arriesgada. Con ellos recordamos el modo de vida en los corrales de vecinos, donde las puertas siempre estaban abiertas, las personas nunca se sentían solas y todo se compartía.

Chinowski Garachana pasó por el programa para hacernos ver la importancia de un nuevo concepto, la ecología acústica. Junto con su asociación El sueños de Tesla han iniciado un proceso educativo para niños de entre 3 y 5 años abordando la cuestión desde su base. En los talleres enseñan a los niños a ser más conscientes de los sonidos de su entorno, a reconocer su propia voz y a apreciar el silencio. Cada vez más estas iniciativas están recibiendo el apoyo por parte de las administraciones que por fin se dan cuenta de los beneficios sociales, culturales y para nuestra salud que conlleva este trabajo de concienciación. Su intervención se cerró con un paisaje sonoro y con algunas de sus ideas resonando en nuestra mente «Si no escuchamos nos convertimos en ruido».

El último invitado que pasó por el plató fue Grego, un hacker de la realidad. Él nos contaba sobre su situación de «profesional no homologado» y de sus diferentes modos de enfrentarse, de manera pacífica, a una sociedad alienante, superficial y racista. Nos advertía sobre elementos tan importantes como ese «miedo» que nos «inoculan» para mantenernos bajo control o sobre cómo las ciudades no se adaptan a los ciudadanos si no que nos obligan a que sea al revés. Viviendo al límite de lo social, sus dibujos y su música son algunos de los medios con los que «cuenta» para sobrevivir a veces en situaciones bastante duras como encontrarse sin hogar o no tener acceso al trabajo.

En otro rincón de la ciudad, otras historias estaban haciendo acto de presencia… El Colectivo Migrantas inauguró la exposición de todo el material generado en el taller de 4 días que han llevado a cabo en el contexto del festival, con título “Sevilla Plural”. Allí podemos encontrar registrados en audio y vídeo testimonios de personas migrantes que nos cuentan sobre su situación.

La tarea por ellas realizada ha consistido en ir a los lugares donde los migrantes están para escucharles e invitarles a expresarse a través de diferentes medios, especialmente a través de sus propios dibujos o pictogramas. La sala del Centro vecinal del Pumarejo se reviste de microrelatos condensados de la forma más sencilla pero efectiva, dibujos a lápiz, dónde los migrantes reflejan sus inquietudes, deseos y expectativas con respecto a su situación en tránsito.

El proceso de trabajo ha sido enriquecedor en múltiples direcciones y gracias a la repercusión mediática de ZEMOS98 es una buena oportunidad para dar mayor visibilidad al trabajo de colectivos y asociaciones que no desisten en su empeño por mejorar las condiciones de vida de los menos favorecidos. En este sentido destacar la Oficina de Derechos Sociales que participó con Migrantas para hacer de enlace y conectar con la ciudad. Sin duda este es uno de los proyectos más especiales dentro de la programación de este año, especial por la dosis de «realidad», cargada de ternura y fortaleza, que nos traen de sus protagonistas los migrantes.

*fotografías de Julio Albarrán
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s