Mirar al Otro

Ricardo Cases. Belleza de Barrio. Galería El Fotomata.  Hasta el 17 de noviembre. Jesús Micó. Natura Hominis: Escenarios. Galería Full Art. Hasta el 9 de noviembre.

Es muy dfícil que una exposición de retratos no nos decepcione, al menos a mi. Quizá porque la omnipresencia de rostros en los medios de comunicación ha devaluado la calidad de este género o tal vez nos ha hecho inmunes para su apreciación. Por otro lado, existe un gran número de referentes difíciles de igualar que hacen que encontrarnos con las a menudo recurrentes fotografías de personajes de la periferia genere cierta desconfianza. Aquí, además, tienen es descaro de mostrarse en formato bastante grande y sólo de mujeres, elegidas especialmente para la ocasión.

Sin embargo, estas fotografías son de las que marcan la diferencia. Aquí te paras. Tienen la capacidad, pocas veces alcanzada, de retratarnos lo paricular de lo que es muy local haciéndolo trascender hasta lo universal. Ves al otro y te ves a ti, y esto nos es nada fácil de conseguir. Cada fotografía mantiene una fuerte conexión entre la modelo, el fotógrafo y el espectador que la ve, de manera que te olvidas de las referencias artísticas porque prevalece lo verdaderamente importante del hecho fotográfico, la propia calidad de la imagen en su intento por establecer puentes de comunicación; investigar el mundo que nos rodea con la agudeza y la pausa que permite la cámara fotográfica.

La puesta en escena dentro del estudio fotográfico, lejos de pretender alguna objetividad o despersonalización, resaltan lo particular de cada una de las personas fotografiadas, aquello que nos resulta bello por su cotidianeidad. La representación de estas mujeres con sus uniformes de trabajo o una determinada forma de vestir acentúa su identificación con ciertos sectores profesionales o grupos sociales. No por ello se da la frecuente ulitización de personajes singulares y atrayentes para seducirnos, si no que simplemente se da voz a lo fotografiado para que se exprese es su plenitud, faclitando el autor la máxima trasparencia.

Para asegurarnos de que esto no ha sucedido por casualidad, sólo tenemos que ver otros trabajos de Ricardo Cases (http://www.ricardocases.es/) Otro de sus trabajos, su serie dedicada a la caza, nos ofrece un brutal acercamiento a un mundo cerrado y patriarcal hacia el que quizá muchos no sentiríamos un gran interés. Sin embargo sus fotografías sí que nos interesan porque, al igual que en
Belleza de barrio, nos hablan de la vida, de  la condición del ser humano. Atrapa situaciones, historias y personas presentándonoslas en marcos contextuales tan específicos, que es esto mismo lo que potencia la expresividad de sus fotografías. Desgarra la suferficie de cada cosa para mostrarnos sus tripas. Ricardo Cases sabe quitar todo lo que sobra.
­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­
En una línea completamente diferente, pero también centradas en el individuo, Jesús Micó nos muestra parte del último trabajo de la serie “Natura Hominis” en la que continúa con su diario íntimo fotográfico al que acompaña de palabras a modo de apuntes. Con Escenarios (1997­-2009) su estudio acerca del cuerpo y la identidad se vuelca en el espacio que envuelve a sus personajes. Sin embargo, aunque se trata de escenas también cotidianas es un trabajo bastante más hermético y reflexivo. A él lleva dedicado más de una década y ha generado más de dos centenares de fotografías. Es por ello que para comprenderlo es preciso contemplarlo desde una perspectiva más amplia y en su conjunto.

Su característica estética más interesante es la fragmentación y descomposición de las imágenes que luego ensambla en una especie de mosaicos constituidos por los múltiples disparos, haciendo que cada escena quede solidificada en el puro objeto fotográfico. Su intimismo se presenta de manera desconcertante, a través de la objetividad de una cámara muy aséptica. Con esta disección de su memoria personal, más que la cercanía o la identificación, nos convence por su calidad técnica y por conseguir que experimentemos aquéllo que decía Einstein era lo más maravilloso en la ciencia y el arte, el misterio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s